COPIA DE LA CARTA ABIERTA DE LA BISNIETA DE MUSSOLINI A LA PANDILLA CHAVO-MADURISTA CON FECHA 24 DE JUNIO DE 2015…..AUN VIGENTE
(con un peque√Īo recordatorio fotogr√°fico de mi parte)….
Mi nombre es Martina Mussolini y mi abuelo Vittorio era el hijo de Benito Mussolini, fundador del fascismo, t√©rmino que √ļltimamente usted nombra constantemente. He entendido perfectamente, por su manera de comportarse, que no sabe muy bien qu√© es realmente el fascismo, pero tampoco sabe qu√© es el comunismo; su oratoria populista sin ra√≠z pol√≠tica, solo oportunista y deseosa de poder, ha llevado a Venezuela en el caos total.
Le escribo desde Italia, donde resido desde hace m√°s de veinte a√Īos, pero sobre todo le escribo como venezolana por adopci√≥n ya que aunque yo no haya nacido en Venezuela sino en Forl√¨ (ndt:Italia), he tenido la suerte de transcurrir mi adolescencia en ese maravilloso pa√≠s y en este momento tan dif√≠cil mi coraz√≥n y mis sentimientos son hacia mis hermanos venezolanos. He tenido que dejar el Pa√≠s porqu√© all√≠ no hab√≠a futuro y siento mucho tener que repetirle a mis hijos que no los voy a llevar a conocer los lugares de mi juventud ya que es una Naci√≥n demasiado peligrosa, donde ya no hay respeto por la vida y los que deber√≠an garantizar la justicia muy a menudo son los primeros que la traicionan.
El estadista que ha sido mi bisabuelo, Benito Mussolini, ha luchado, amado y sufrido por su pueblo y en el momento de su muerte, cuando fue colgado por los pies en Piazzale Loreto, no salió ni una moneda de sus bolsillos! Usted indica como fascistas, impropiamente, a los estudiantes y ciudadanos que manifiestan pacíficamente por una Venezuela libre, segura y con un futuro.
 ¬ęSe√Īor Presidente¬Ľ,aunque usted aplique una pol√≠tica de represi√≥n dictatorial que cada vez m√°s le vuelve coautor de cr√≠menes, ¬Ņqu√© es el fascismo? Quitando la √ļnica tr√°gica mancha de las leyes raciales, el fascismo realiz√≥ una Italia en cada rinc√≥n, cre√≥ una identidad nacional, dio escuelas y cultura, construy√≥ f√°bricas y ciudades, a√ļn con los pocos recursos naturales de Italia, uni√≥ a un pueblo. Cruz√≥ el Mediterr√°neo llevando nuestra civilizaci√≥n y nuestra cultura en Libia, Eritrea y Somalia, construy√≥ tambi√©n en esos pa√≠ses carreteras y escuelas, contrariamente a las pol√≠ticas coloniales de los otros pa√≠ses que se limitaron esencialmente a explotar. Se entendi√≥ que una guerra habr√≠a sido da√Īina y cuando se les pidi√≥ ayuda a las naciones democr√°ticas como Francia e Inglaterra, con su negativa, nos lanzaron en los brazos de los alemanes, tuvimos que aceptar para defendernos; escuche los discursos de mi bisabuelo que nombraba a menudo a los alemanes y lo hac√≠a con desprecio.. ‚Äúgente que ignoraba la escritura…en una √©poca en la que Roma ten√≠a a Cesar, Virgilio y Augusto‚ÄĚ.
¬ęSe√Īor Presidente¬Ľ, ¬Ņd√≠game qu√© es el fascismo que usted nombra en cada discurso? El fascismo es un movimiento pol√≠tico revolucionario que se propone la superaci√≥n del Estado liberal-democr√°tico y del Estado comunista con una ‚Äútercera v√≠a‚ÄĚ, indicando en esta la construcci√≥n de un estado √©tico-jer√°rquico fundado en la alternativa corporativa que, eliminando sea la explotaci√≥n capitalista que la lucha de clases, para crear una Naci√≥n y, as√≠, un Pueblo consciente de su propia misi√≥n.
Naci√≥ en 1919 alrededor de la figura de Benito Mussolini y deriv√≥ de lo que quedaba de la ‚Äúizquierda interventista‚ÄĚ despu√©s de las batallas de la Gran Guerra, se impuso en Italia mediante el escuadrismo que aniquil√≥ el poder del partido socialista y gracias a un acto insurreccional, la marcha sobre Roma, 27-31 octubre 1922, permiti√≥ a su fundador ser designado Primer Ministro. El fascismo, una vez al poder, tuvo que renunciar a su aspiraci√≥n republicana y revolucionaria construyendo un ‚Äúr√©gimen dual√≠stico‚ÄĚ donde las prerrogativas mon√°rquicas convivieron por largo tiempo con las instituciones del fascismo de inspiraci√≥n proletaria. Despu√©s de la ca√≠da de Mussolini (25 de Julio de 1943) y la consiguiente rendici√≥n sin condiciones del Reino de Italia, el fascismo regres√≥ al poder por corto tiempo durante el breve per√≠odo de la Rep√ļblica Social Italiana donde pudo volver a adquirir su enfoque republicano y dar comienzo a esa revoluci√≥n social que desde siempre estaba entre sus mitos fundadores.
 ¬ęSe√Īor Presidente¬Ľ,  bien o mal, esta gente ha dejado una marca en la historia, p√°ginas de gloria que citamos con orgullo y p√°ginas de l√°grimas que con fiereza del uno y del otro frente evocamos para no olvidar.
¬ęSe√Īor Presidente¬Ľ, ¬Ņsabe usted que sobre el fascismo y de su actuaci√≥n se habla todav√≠a hoy y justamente en la Comunidad Europea, mediante insignes economistas por el progreso y el desarrollo que este tipo de movimiento puede generar? Si se aplicaran los principios fundamentales del manifiesto de Verona, Europa estar√≠a fuera de la crisis econ√≥mica; si solo pensamos que el economista ingles M. Shanks, director de la Comisi√≥n Europea, que en su libro ‚Äú What is wrong with the modern world?‚ÄĚ traducido: ‚Äú¬ŅQu√© hay de equivocado en el mundo moderno?‚ÄĚ indica justamente el Estado Corporativo de Mussolini, frente a la persistente crisis del liberalismo y del marxismo , como √ļnico modelo para salir de las contraposiciones vigentes en la Democracia Parlamentaria, concluyendo con: ‚Äúno hay alternativa, o el Estado Corporativo o el colapso del Estado‚ÄĚ, esto hace reflexionar profundamente ya que lo afirma un economista de fama mundial en un contexto actual de crisis global!
D√©jeme decir que, a esos estudiantes que usted persigue injustamente, a esas mam√°s, a esas mujeres, a esos comerciantes, a esos trabajadores, a todo ese maravilloso pueblo que exprime libremente su sentimiento de vivir, como pueblo unido y compacto venezolano, no interesan las ideolog√≠as de derecha, izquierda o centro! Tienen hambre! Est√°n cansados de hacer colas interminables por un pedazo de pan, desean poderse curar en su pa√≠s donde no hay medicinas, est√°n aterrados por una criminalidad en continuo aumento y que no se ve obstaculizada por las fuerzas del orden. La mayor√≠a de ellos no logra entender su propia condici√≥n de extrema pobreza a√ļn viviendo en un pa√≠s con enormes potencialidades econ√≥micas e ilimitados recursos naturales, cosa que Italia no ten√≠a ni tiene.
Las masas oceánicas que invaden las calles venezolanas son solamente venezolanos llevados a la exasperación por un régimen no democrático, corrupto, que fomenta un odio social sin precedentes y que no respeta los derechos humanos; es un crimen, repito es un crimen seguir la guía de un país sin ninguna dirección solo por la codicia del poder.
Doy gracias a Dios cuando escucho a los opositores llamar ‚Äúhermanos‚ÄĚ a los chavistas, cuando veo ni√Īos entregar flores a los polic√≠as alineados frente a ellos y los muchos mensajes de solidaridad de la gente com√ļn de todo el mundo. 
Es en este momento que me pregunto d√≥nde est√° la Comunidad Internacional para intervenir, para aliviar los sufrimientos de un pueblo, adonde est√°n las Organizaciones Internacionales que garantizan la paz, el progreso, ¬Ņad√≥nde est√°n?! El que se cansa, pierde. No me cansar√© nunca de dar mi apoyo por una Venezuela libre, unida y en paz.
    Martina Mussolini
(nota: el ali√Īo es obra del autor)
Blog personalizado, dedicado a la recopilaci√≥n, an√°lisis y difusi√≥n de sucesos nacionales e internacionales ….