!. CUARTO GOLPE .!

Después de este pequeño paréntesis electoral, quiero volver a retomar el tema original de nuestra conversación y les decía que después de tanto bla, bla, bla, AHORA SI, tus familiares, parientes y todos los etc.(s), comienzan a quitarse la careta y a establecer parámetros en contra tuya.
Descaradamente te dicen, ven a recoger tus cajas porque aquí no tengo espacio donde tenerlas, (es la casa de tu padre y una sobrina tuya se adueña de ella, y no te recibe las cajas porque le estorban ya que vive con su mari-novio) y es mejor que no trates de entrar a la casa porque cambie la cerradura de la puerta principal.
Que tal…!, les explico este bellĂ­simo encuentro:
Se recuerdan del familiar que estaba enfermo … etc. etc. etc.; y que después de un año y medio de agonía no pudieron ocultar mas su enfermedad y tuvieron que llamar a su hermana para que viniera A CUIDARLA durante sus últimos tres meses de vida, con la consigna «no le digas a ella», y que al final murió de un cáncer terminal ..? pues bien, esta «señorita» es la hija de ese familiar, y la hermana, mi esposa … Cuarto golpe.
 
«Te busco porque te necesito» …!
 
Recogimos nuestras cajas y nos la llevamos al rancho que nos habĂ­an conseguido en alquiler con la consecuente perdida que anteriormente les comente; en nuestro nuevo carrito que tuvimos que comprar «para no molestar a nadie, porque vivĂ­amos muy lejos»… Otra odisea para comentar; … Para comprar este carrito fuimos tres (3) veces a visitar el pueblo en donde los vendĂ­an, (por estos lares, no en todas partes venden carros y menos si son usados) a dos horas y media del rancho en automĂłvil, la primera vez nos acompaño el cuñado de mi esposa y fuimos en dos carros porque el tenia cita para llevar uno de ellos al taller, (aquĂ­ todo es por cita) dimos una rápida vuelta de reconocimiento para ver cual nos convenĂ­a y nos regresamos, la segunda vez «el cuñado» tenia que recoger su carro por lo tanto dimos otra vuelta de reconocimiento y nos regresamos y la decisiva, tuvimos que esperar a estar desocupado para poderte acompañar.
 
«Te ayudo porque te necesito» …!
 
y es así; como poco a poco nos hemos dado cuenta que por acá esta es una forma de vida, y que (al menos en nuestro caso) con familiares cercanos, parientes o allegados, incluso compatriotas, en el exterior tu no cuentas, y es muy difícil sin conocer el idioma, y sin ningún tipo de apoyo comenzar de nuevo, mucho menos cuando todos te consideran, el extra … njero, el extra … comunitario, el extra … terrestre, porque te detallan de esa manera, (razón tenia mi suegro de arrecharse cuando en Venezuela., aunque «cariñosamente», le decían «musiu») …

Muy despacito, te vas adaptando a la idiosincrasia del pueblo (porque no son mas de 3.000 habitantes) desesperándote y arrepintiéndote de haber dejado todo lo que tenias, como lo tenias, y de haberte aventurado a comenzar de nuevo a los 63 años de edad.
Sin embargo, con todo esto de que todos quieren aprovecharse de ti, de tu decencia, del ser gente y de no querer tener problemas con ninguno, con la experiencia que tienes, comienzas por cuenta propia a ejercer cualquier trabajo que te salga, y aunque mucha gente se extraña al ofrecerles tus servicios y con cara de estúpidos te pregunten, pero …. usted sabe hacerlo? y que a duras penas te permiten hacerlo, vas pasándola.
Lo peor de todo es cuando «te hacen el favor» de darte el trabajo, no tienen ni idea de como se hace, porque se acostumbraron a que el bombillo lo cambia «el electricista», la puerta la arregla «el carpintero», la pared la pinta «el pintor», o «no importa, compramos uno nuevo» (me suena conocido), pero mandan mas que un dinamo, porque no se pueden permitir que un extra … les demuestre que son inútiles, ignorantes y prepotentes y después le ponen precio a tu esfuerzo., además te envidian por lo que sabes y te critican al comentarlo entre ellos, ya que les es imposible creer que en otros países y menos en el nuestro (que no saben donde queda) hayan personas con mas conocimientos y capacidad de trabajo; por eso es, la expresión de «estos extra … como les de la gana de nombrarnos, que vienen a quitarle el trabajo a los de aquí, deberían irse para su país» y yo me hago esta reflexión porque creo que vale la pena …
!SERA QUE A ESTAS PERSONAS SE LES OLVIDO, que cuando Europa morĂ­a de hambre despuĂ©s de la II Guerra Mundial, el refugio para muchos de sus padres, esposos, hijos, tĂ­os, sobrinos, parientes y conocidos fueron los paĂ­ses de los que hoy despectivamente denominan 3er. Mundo, paĂ­ses emergentes, o extra comunitarios?… o en su defecto los que están al cruzar el charco? … que se les dio trabajo pudiendo matar el hambre suya y de sus familiares sin que nadie les echara en cara que por ser extranjeros y aportar nuevas ideas de todo tipo (hasta hoy dĂ­a) no eran bienvenidos …?
Déjenme decirles, que con mis años de vida (me falta uno para el número mágico/69), «mientras mas vivo mas quiero a mi perro» (así dice mi esposa) y que lamentable, que tengamos que pasar estos malos ratos cuando todos nosotros (hablo de América Latina); les dimos cabida en nuestros terruños al: portu, musiu, gringo, chino, nipón, … etc. de buena nota y con los brazos abiertos.
Es  duro reconocerlo pero …» aquí estamos y aquí seguimos» se acuerdan ..??