!. BAJO EL OJO MILITAR .!

La legitimidad de Maduro est√° en entredicho por partida doble, no s√≥lo por la ‚Äúsensaci√≥n‚ÄĚ de fraude que m√°s de la mitad del pa√≠s siente con los resultados del 14 de abril, sino por su nacionalidad.¬†

  • Si Maduro naci√≥ en Colombia o en cualquier otro pa√≠s no puede ser presidente de la Rep√ļblica, ni comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. En la Fuerza Armada hay grupos que no est√°n dispuestos a pasar la p√°gina, porque su misi√≥n es hacer cumplir la Constituci√≥n y est√°n dispuestos a exigirle la renuncia.
Desde que Maduro era canciller se ha fraguado la entrega del territorio Esequibo, y en ejercicio de la Presidencia ha sido muy permisivo en los actos de despojo de Guyana, que comprometen la zona en reclamación y la fachada atlántica de Delta Amacuro. 
Es una violación de nuestra soberanía.
  • En la Fuerza Armada vienen analizando la entrega del pa√≠s, en primer lugar a Cuba, parte a Guyana y una situaci√≥n similar est√° planteada frente a Colombia por la disputa con el golfo de Venezuela.¬†
El comportamiento de Maduro es observado en el nuevo Alto Mando Militar, que está bajo la dirección del mayor general Wilmer Barrientos, ministro del Despacho de la Presidencia.
  • El entreguismo con los cubanos es repudiado en la Fuerza Armada, sin embargo, Maduro consulta todos los actos de gobierno con Ra√ļl Castro y Jos√© Vicente Rangel.¬†
Seg√ļn nuestras fuentes, hace dos semanas, aproximadamente, los cubanos hab√≠an ordenado mover al general Miguel Rodr√≠guez Torres del Ministerio del Poder Popular para el Interior, Justicia y Paz para designar a Jos√© Vicente Rangel √Āvalos ‚Äďhijo de JVR‚Äď, con la excusa de que no se pod√≠a tener al frente de ese despacho una ficha incondicional de Diosdado Cabello, a quien los cubanos consideran como el principal y verdadero enemigo de Nicol√°s Maduro, y al que pretenden sacar de la presidencia de la Asamblea Nacional en enero, cuando sea renovada la nueva directiva.¬†
  • La movida de mata fue detenida por el mayor general Barrientos y el Alto Mando Militar. ¬°Por ahora!
Con las manos atadas. Todos le temían a Chávez en la Fuerza Armada y tenían que tragarse la presencia cubana, pero a Maduro lo mantienen a raya. 
Lo consideran una caricatura, pero es su vulnerabilidad e incapacidad manifiesta para afrontar los graves problemas que atraviesa el país lo que ha provocado que no le guarden respeto. 
  • Los nuevos generales que comandan las guarniciones en los estados, por ejemplo, aunque chavistas, son anticubanos, tienen instrucciones precisas, especialmente en Zulia y T√°chira, de combatir el tr√°fico de drogas.¬†
En esos dos estados, la guerrilla colombiana, en convivencia con el narcotráfico, ya no puede actuar libremente como en épocas de Chávez, pues sus campamentos han sido destruidos y los militares subalternos que no acaten la nueva línea están siendo sustituidos y hasta detenidos, lo que incomoda sobremanera a mucha gente en el gobierno de Maduro.
Desalojo. 
La ministra de la Defensa, Carmen Meléndez, hace dos semanas tuvo que pedir ayuda a la Fuerza Armada para sacar de la residencia que le correspondía en Fuerte Tiuna al antiguo titular, almirante en jefe Diego Molero, a quien se le ordenó desocupar la casa. 
Tuvieron que mandarle seis camiones militares para mudarlo a la fuerza. Barrientos tuvo que dar la orden.
Sabotaje eléctrico. 
Fueron retirados los vertederos de basura al lado de la l√≠nea de transmisi√≥n La Horqueta-La Arenosa para espantar a los zamuros que provocaron la colocaci√≥n de la malla, cuyo dise√Īo no guard√≥ las distancias m√≠nimas de seguridad y cedi√≥ por las inclemencias del tiempo, lo que provoc√≥ el apag√≥n nacional del pasado 3 de septiembre‚Ķ tic tac.
MARIANELLA SALAZAR.