!. OTRA MAS – y nos quieren seguir obligando .!

Los estudios relacionan la enfermedad pri√≥nica incurable con la vacuna COVID-19 …

June 6, 2022 РLa enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) es una alteración neurológica poco frecuente producida por una proteína  llamada prion (PrP).- Se trata de una enfermedad de naturaleza degenerativa con un pronóstico de sobrevivencia muy bajo que afecta aproximadamente a una persona por millón a nivel global.

Los estudios sobre las vacunas COVID-19 han sugerido la existencia de vínculos entre la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) -una enfermedad priónica incurable y mortal- y la aplicación de la vacuna COVID-19.

Un reciente estudio franc√©s sobre la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la vacuna COVID-19 ha sugerido que la vacuna COVID-19 puede haber contribuido a la aparici√≥n de un nuevo tipo de enfermedad de Creutzfeldt-Jakob espor√°dica que es mucho m√°s agresiva y r√°pida en su progresi√≥n en comparaci√≥n con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob tradicional. [La ECJ es una enfermedad rara causada por una prote√≠na anormal en el cerebro llamada pri√≥n]., Los priones se encuentran de forma natural en el cerebro y suelen ser inofensivos, pero cuando enferman o se pliegan mal, afectan a los priones cercanos para que tambi√©n se deformen, lo que provoca el deterioro del tejido cerebral y la muerte., La enfermedad es incurable, ya que una vez que un pri√≥n se infecta, seguir√° propag√°ndose a otros priones sin que ning√ļn tratamiento pueda detener su progreso.

La mayor√≠a de las personas con ECJ tienen una ECJ espor√°dica; se infectan sin raz√≥n aparente. Sin embargo, se diagnostican peque√Īos subconjuntos de personas debido a la herencia., La ECJ espor√°dica, aunque se produce de forma aleatoria, se ha relacionado con el consumo de carne infectada con priones enfermos, como la que afecta a los individuos que ingieren carne de vaca infectada.

Aunque la variante Omicron de COVID-19 no lleva una regi√≥n pri√≥nica en su prote√≠na de espiga, la primera variante Wuhan de COVID-19 tiene una regi√≥n pri√≥nica en su prote√≠na de espiga. Un estudio estadounidense indica que la zona pri√≥nica es capaz de interactuar con las c√©lulas humanas … Por lo tanto, cuando la informaci√≥n del gen de la prote√≠na de espiga de la variante de Wuhan se convirti√≥ en una vacuna como parte de las vacunas de ARNm y ADN de adenovirus, tambi√©n se incorpor√≥ la regi√≥n pri√≥nica, Como parte del proceso celular natural, una vez que el ARNm se incorpora a las c√©lulas, la c√©lula convertir√° las instrucciones del ARNm en una prote√≠na de espiga COVID-19, enga√Īando a las c√©lulas para que crean una memoria inmunol√≥gica contra un componente del virus.

En el caso de la vacuna de AstraZeneca, el ADN de la prote√≠na de la espiga se transporta a la c√©lula a trav√©s de un vector de adenovirus, y luego al n√ļcleo, donde se almacena todo el ADN humano, desde donde el ADN se transcribe en ARNm y se convierte en la prote√≠na de la espiga., Aunque las principales organizaciones sanitarias afirman que el material gen√©tico de las vacunas no se incorporar√° al ADN humano, los estudios de ARNm realizados en c√©lulas humanas en los laboratorios han descubierto que el ARNm puede transformarse en ADN y luego incorporarse al genoma humano.

Por desgracia, el proceso biol√≥gico de traducci√≥n de la informaci√≥n del ARNm en prote√≠nas no es perfecto ni inmune a los errores, y puede producirse un mal plegamiento de las prote√≠nas. Un estudio estadounidense ha especulado con la posibilidad de que una prote√≠na de espiga mal plegada podr√≠a crear a su vez una regi√≥n pri√≥nica mal plegada que podr√≠a interactuar con priones sanos para causar da√Īos, lo que dar√≠a lugar a la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob … Un estudio revisado en Turqu√≠a y la pre impresi√≥n francesa han identificado casos repentinos de ECJ que aparecen despu√©s de recibir las vacunas de Pfizer, Moderna y Astra Zeneca, lo que sugiere la existencia de v√≠nculos entre la vacunaci√≥n y la infecci√≥n.

El estudio franc√©s encontr√≥ un inicio de los s√≠ntomas a los 11,38 d√≠as de haber sido vacunado, mientras que el estudio de caso en Turqu√≠a ha encontrado s√≠ntomas que aparecen 1 d√≠a despu√©s de la vacunaci√≥n. Estudios anteriores sobre la ECJ en grupos can√≠bales han indicado que la ECJ puede permanecer latente tras la infecci√≥n durante unos 10 a√Īos o m√°s. Sin embargo, los autores del estudio franc√©s han constatado que los casos de ECJ observados tras la vacunaci√≥n con COVID-19 son de aparici√≥n mucho m√°s r√°pida. El estudio identific√≥ 26 casos en toda Europa y Estados Unidos; 20 de los casos ya hab√≠an fallecido cuando se redact√≥ el estudio, y la muerte se produjo de media 4,76 meses despu√©s de ser vacunados.

El autor principal del estudio, el Dr. Jean-Claude P√©rez, inform√≥ el 6 de junio a trav√©s de un correo electr√≥nico que los 26 casos han fallecido. ¬ęEsto confirma la naturaleza radicalmente diferente de esta nueva forma de ECJ, mientras que la forma cl√°sica requiere varias d√©cadas¬Ľ, escribieron los investigadores.

fuente: The Epoch Times/translate; Deepl