!. RAFAEL (LADRÓN) RAMIREZ .!

El nuevo encargado de la economía venezolana
es un LADRÓN

Oct 11, 2013.- El ministro de Petróleo y Minería y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, fue designado vicepresidente del Área Económica del Consejo de Ministros por el decreto presidencial N° 457 publicado el pasado martes, en la Gaceta Oficial 40.266. Aunque en el decreto no se especifica a quien sustituye, la Agencia Venezolana de Noticias confirmó que Ramírez desplaza al ministro Nelson Merentes, quien ocupaba la Vicepresidencia Económica desde abril de 2013. A través de una exhaustiva investigación, se pudo determinar la responsabilidad del ex presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, en la crisis eléctrica que actualmente azota a Venezuela y en las negociaciones para vender el oro depositado en el Banco Central, que hoy sigue liquidando (de manera indiscriminada) el régimen de Nicolás Maduro.  La responsabilidad de Rafael Ramírez va mucho más allá, pues en los documentos se comprueba la intermediación de este personaje en la transferencia de enormes montos de la riqueza petrolera a Cuba.

Los inmisericordes apagones de los que ha sido víctima la población venezolana han puesto nuevamente sobre el tapete el tema del desastre eléctrico en Venezuela. El sexto apagón masivo que sufrió Venezuela, ocurrido el pasado 22 de julio, colocó sobre el tapete (nuevamente) a los responsables no sólo de la crisis eléctrica en el país, a los culpables de la explotación descontrolada del oro y de la transferencia de importantes recursos financieros a Cuba, en operaciones desconocidas hasta ahora.

De acuerdo con los documentos inéditos Rafael Ramírez Carreño, figura como el primer responsable, pues desde julio de 2002 fue ministro de Energía y Minas. Esta cartera se llamó posteriormente Ministerio de Energía y Petróleo (en enero de 2005), y Ramírez fue su presidente. Simultáneamente fue designado presidente de la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), de 2004 a septiembre de 2014. Bajo su conducción, la industria contó con los precios más altos en la historia venezolana. Además de esto, durante su gestión se produjeron los cambios más importantes en el sistema eléctrico venezolano y al mismo tiempo se iniciaron los planes para el desarrollo de la minería y la producción de oro.

Una firma de Brasil, tres de China, cuatro de España y una corporación controlada por Cuba, entre otras, figuran entre las empresas que recibieron los cuantiosos fondos. Muchas de esas operaciones se hicieron a través de firmas financieras para mover el dinero a través de la banca internacional.

Durante la gestión de Ramírez como ministro de Petróleo y Energía, se nacionalizaron las empresas privadas del sector eléctrico, según la información suministrada por Transparencia Venezuela.

La compra por US$ 740 millones de La Electricidad de Caracas por parte de PDVSA fue el caso más emblemático de Rafael Ramírez. Esta adquisición dio pie a la creación de Corpoelec. Se evidenciaron corruptelas y grandes fallas en el mantenimiento. En 2009 comenzaron a producirse los apagones de envergadura que llegaron a paralizar a gran parte del país.